ITE Granada

GRANADA_

desde_sanicolas[1]

Hablar de la obligatoriedad de la ITE es referirse al Real Decreto Ley 8/2011, (artículo 21): ¨Los edificios con una antigüedad superior a 50 años, salvo que las CCAA fijen distinta antigüedad en su normativa, destinados preferentemente a uso residencial situados en los municipios señalados en la disposición adicional tercera (municipios con población superior a 25.000 habitantes), deberán ser objeto, en función de su antigüedad, de una inspección técnica periódica que asegure su buen estado y debida conservación…¨.

Según la nueva Ordenanza Municipal (ENTRADA EN VIGOR 7 JULIO DE 2012) de GRANADA (recientemente modificada) Reguladora del deber de conservación de los Edificios de Granada, se establece, entre otras cuestiones, que;

AMBITO TERRITORIAL.

Se extiende a la totalidad del término municipal de Granada y dentro del mismo, quedarán sujetos a la realización de la inspección TODOS (independientemente de su titularidad, pública o privada y sea cual sea el destino o uso de los mismos) los edificios y construcciones que tengan una antigüedad superior a 50 años, se encuentren catalogados o no por el Plan General de Ordenación Urbana o por Planes Especiales de Protección.

TÉCNICO COMPETENTE.

Asimismo, establece que la obligación de realizar la ITE (y la presentación del Informe) corresponde al/los propietario/s de la edificación o construcción, quienes deberán contratar a TÉCNICO COMPETENTE independiente, a fin de que emita un informe, en el que establezca el estado de conservación del mismo, y si es preciso, o no, realizar obras de conservación/rehabilitación.

OBLIGATORIEDAD.

Cumplidos los plazos establecidos en el artículo 25 de esta Ordenanza (primIte 1era ITE: a los 50 años de su construcción y las consecutivas cada 10 años desde la última inspección), el órgano de gestión municipal asignado para la tramitación de los expedientes de ITE, podrá requerir de los propietarios la presentación de los informes técnicos resultantes de la inspección periódica, concediéndoles para ello un plazo de tres meses, con la advertencia de proceder, en caso de incumplimiento, a la incoación del correspondiente procedimiento sancionador, así como a la ejecución subsidiaria del mismo. El incumplimiento por el propietario o propietarios del deber de realizar (obtener) y presentar en plazo el informe de inspección o inspecciones periódicas del edificio o construcción, tendrá la consideración de infracción grave y, en su caso, será sancionada con multa de 3.000 € o 6.000 €, dependiendo si el edificio está o no catalogado.